miércoles, 19 de marzo de 2014

JOSÉ EMILIO PACHECO (1939-2014): 6 POEMAS

Mala noticia la de la muerte de José Emilio Pacheco, el pasado 26 de enero. Hay dos o tres poemas suyos que llevo en el corazón, o mejor dicho, en el hígado, que es lo que me duele ahora. Está, por ejemplo, Álbum de zoología, colección de poemas sobre animales, publicado con ilustraciones del pintor Francisco Toledo.  Dos de sus cuentos fantásticos y de terror, Tenga para que se entretenga  (que pueden leer aquíy Cuando salí de la Habana, válgame Dios!, merecen estar en cualquier antología de relatos. Su columna Inventario, en la revista Proceso, es de lo mejor que ha tenido México en periodismo cultural, por eso extraña y molesta que aún no se haya recopilado en libro. Además, tambien fue genial traductor. Gracias a él, los que habitamos esta lengua podemos leer una excelente versión del que es tal vez el texto más experimental y extremo de Samuel Beckett, Cómo es.

LA MOSCA JUZGA A MISS UNIVERSO

Qué repugnantes los humanos.
Qué maldición
tener que compartir el aire nuestro con ellos.

Y lo más repulsivo es su fealdad.
Miren a ésta.
La consideran hermosísima.
Para nosotras es horrible.
Sus piernas no se curvan ni se erizan de vello.
Su vientre no es inmenso ni está abombado.

Su boca es una raya: no posee
nuestras protuberancias extensibles.
Parecen despreciables esos ojillos
en vez de nuestros ojos que lo ven todo.

Asco y dolor nos dan los indefensos.
Si hubiera Dios no existirían los humanos.
Viven tan sólo para hostilizarnos
con su odio impotente.

Pero los compadezco: no tienen alas
y por eso se arrastran en el infierno.


NIÑOS Y ADULTOS

A los diez años creía
que la tierra era de los adultos.
Podían hacer el amor, fumar, beber a su antojo,
ir a donde quisieran.
Sobre todo, aplastarnos con su poder indomable.

Ahora sé por larga experiencia el lugar común:
en realidad no hay adultos,
sólo niños envejecidos.

Quieren lo que no tienen:
el juguete del otro.
Sienten miedo de todo.
Obedecen siempre a alguien.
No disponen de su existencia.
Lloran por cualquier cosa.

Pero no son valientes como lo fueron a los diez años:
lo hacen de noche y en silencio y a solas.


INDESEABLE

No me deja pasar el guardia.
He traspasado el límite de edad.
Provengo de un país que ya no existe.
Mis papeles no están en orden.
Me falta un sello.
Necesito otra firma.
No hablo el idioma.
No tengo cuenta en el banco.
Reprobé el examen de admisión.
Cancelaron mi puesto en la gran fábrica.
Me desemplearon hoy y para siempre.
Carezco por completo de influencias.
Llevo aquí en este mundo largo tiempo.
Y nuestros amos dicen que ya es hora
de callarme y hundirme en la basura.


MODA

La moda pasa de moda.
La desnudez sigue intacta
como al principio del mundo.


LAS UÑAS

A fuerza de cepillo, agua y jabón
disimularon su naturaleza:
garras vestigiales,
sutiles excrecencias del gran monstruo prehistórico
que aún repta en nuestro cerebro.

En las uñas domamos a la fiera
que somos bajo todos los disfraces.

LOS DESAIRADOS

Los que nadie quiere
por su gordura, rabia acomulada.
O por su escualidez rencorosa,
los siempre desdeñados por feos tontos o viejos,
llega un día en que se arman de valor,
gastan lo que no tienen en comprarse una Uzi
y antes de despedirse con un tiro en la sien,
ametrallan al mundo entero.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...