martes, 13 de diciembre de 2016

VILJO GUSTAFSSON, O DE CÓMO EL ARTE NAÍF TAMBIÉN PUEDE SER OSCURO

Viljo Gustafsson (1927-1994) Vivió una vida aislada en una pequeña cabaña en Karkkila, Finlandia. Trabajador que sufrió de alcoholismo, estaba familiarizado con la miseria social y la soledad. El arte fue un medio para aliviar su condición. Las obras de Gustafsson fueron estudios de su propia mente y no estaban destinadas a ser exhibidas. Sus pinturas retratan la soledad y el aislamiento, la reflexión sobre el poder y la exploración espiritual.
Tal vez influenciado por la gran cantidad de oscuridad en el paisaje Finlandés durante otoño e invierno, Gustafsson empleó a menudo el color negro para representar de manera eficaz los temas oscuros de sus obras.
Además de sus pinturas, Gustafsson esculpió peculiares casas de alimentación para sus amigos animales en su jardín, donde pintó las raíces y ramas de negro, y grandes esculturas totémicas aprovechando troncos de árboles quemados.
(Imágenes y texto traducido de la página Outsider art now)
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...