miércoles, 22 de febrero de 2012

PINE HILL HAINTS: GHOST DANCE (2007)

Para mí, el blues murió cuando se inventó la guitarra eléctrica. Robert Johnson, Bessie Smith,  Charlie Patton, Leadbelly o Blind Willie Johnson, por mencionar algunos de mis santos del blues, pertenecen casi más al siglo XIX que al XX. A principio del siglo XXI, bandas como Pine Hill Haints, de Alabama, intentan mantener algo de ese espíritu. Con su pantanoso bluegrass/folk/honky tonk/country, que se luce en canciones como Garden Of The Dead y Walking Talking Dead Man, podremos remontarnos a ese tiempo en que bastaba ser descendiente de esclavos (¿y quién no lo es en centroamérica?), pararse junto a una cruz de muerto en un cruce de caminos y dibujar una estrella de cinco puntas, para que se nos apareciera el demonio y nos diera la magia de resumir en 12 compases todo el dolor del mundo...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...