viernes, 23 de julio de 2010

PEDA EN PUEBLA

Ayer pasé por la ciudad de Puebla para checar los muertitos que me voy a llevar pronto con la tormenta que se viene, y aproveché pa echarme una peda con mis siguientes cuates Pipopes:
La cabeza que decora una casa de la calle Reforma y que, por más que la repintan sus dueños, vuelve a amanecer al otro día llorando sangre:
La cabeza cercenada del Cristo, que se halla en la cornisa de una pequeña iglesia detrás de casa Aguayo. Si te pones frente a ella a las 3 de la madrugada, abre sus labios de piedra y te dice el día y la hora de tu muerte:
Se nos unieron una puerta y un muro de las casuchas coloniales de la ciudad. Miren como quedaron después de unos tragos:

Tambien se nos unieron los angeles músicos que suelen encontrarse en la esquina de la 8 oriente y la 4, esperando que sea el día del juicio final pa tocar sus instrumentos, pues serán los encargados de despertar a los muertos:

Nos fuimos a El rinconcito a echarnos unas chelas de barril y de botana unos caracoles panteoneros, y luego nos fuimos a El parque a echarnos unas empedadoras naves de jamaica, tejocote y damiana. Hoy no aguanto la pinche cruda, con permisito, que voy al baño...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...