jueves, 26 de marzo de 2009

LEÓN FERRARI: EL ARTE COMO REBELDÍA, Y LA REBELDÍA COMO ARTE

En 2007, a los 86 años, León Ferrari recibió el “León de oro” en la Bienal internacional de arte de Venecia. El jurado consideró como valores tanto la calidad estética de su obra como su ética. Según el New York Times, es “uno de los cinco artistas plásticos vivos más provocadores e importantes” del mundo (¿quiénes serían los otro 4?, mi ignorancia aventura los nombres de Damien Hirst, Banksy, Maurizio Cattelan, Gunther Von Hagens, Ron Mueck, Bill Viola…).Su obra es uno de los más contundentes ejemplos de la relación entre vanguardia artística y vanguardia política, entre ética y estética.
(Arriba: LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA Y OCCIDENTAL. 2 metros Aprox. 1965.
Abajo: imágenes digitales sobre la invasión a Irak. )


1-LA CIVILIZACIÓN CRISTIANA Y OCCIDENTAL
Al recibir el León de oro en 2007, con su tradicional ironía, Ferrari declaró: “Debería dedicarle el premio a Bergoglio”, cardenal primado de Argentina y su principal opositor en el país. Varios ataques –a veces violentos, como verán más abajo- de católicos fanáticos han perseguido a Ferrari, ayudando como siempre el escándalo para la difusión de su obra.
Todo empezó en 1965, cuando recibió la invitación para participar en el Premio Nacional Di Tella. En ese momento realizaba dibujos, esculturas con metal soldado y algunas botellas con cosas extrañas en su interior. Seguramente al invitarlo creían que expondría algo así.
Sin embargo, presentó 4 obras nuevas sobre el tema de la guerra de Vietnam: un avión bombardero estadounidense FH107 de unos 2 metros de altura, unido a un cristo de santería, colgado como si cayera en picada; y 3 cajas con manos, aviones y cruces.
El avión –titulado La civilización occidental y cristiana -, que es hoy todo un icono del arte latinoamericano, no se expuso a petición de Romero Brest, director del Di Tella.
A pesar de que las 3 cajas que si se expusieron no eran tan agresivas, provocaron la reacción de críticos escandalizados por el hecho de que una “institución seria” expusiera “libelos políticos” (Ernesto Ramallo, diario La prensa, 21 sep. 1965). Ferrari respondió con una célebre carta de la que extraigo algunos fragmentos:
LA RESPUESTA DEL ARTISTA
“…Quitar la critica del arte es cortarle su brazo derecho, limitar la crítica a lo que no es acre o corrosivo es ahogarla con azúcar.
“…creo que nuestra civilización está alcanzando el más refinado grado de barbarie que registra la historia. Porque me parece que por primera vez en la historia se reúnen todas estas condiciones de barbarie: el país más rico y poderosos invade a uno de los menos desarrollados; tortura a sus habitantes; fotografía al torturado, pública las fotografías en sus diarios y nadie dice nada. Hitler tenía todavía el pudor de esconder sus torturas; Johnson ha ido más lejos: las muestra. La diferencia entre ambos refleja las diferencias en las responsabilidades de los pueblos: Los alemanes pudieron decir que ellos no sabían lo que pasaba en los campos de concentración de Hitler. Pero nosotros, los civilizados cristianos, no lo podemos decir.
“…Esas fotografías y la pasividad de los pueblos occidentales son el símbolo de nuestra avanzada barbarie. Y otro signo de barbarie es la reacción del cronista de arte, quien, cuando encuentra esas mismas fotografías pegadas en una caja con una intención de “critica acre o corrosiva”, no se le ocurre condenar la tortura: lo único que se le ocurre es pedir que se prohíba la crítica a la tortura…
“…Ignoro el valor formal de esas piezas. Lo único que le pido al arte es que me ayude a decir lo que pienso con la mayor claridad posible, a inventar los signos plásticos y críticos que me permitan con la mayor eficiencia condenar la barbarie de occidente; es posible que alguien me demuestre que esto no es arte; no tendría ningún problema, no cambiaría de camino, me limitaría a cambiarle de nombre: tacharía arte y lo llamaría política, critica corrosiva, cualquier cosa.
“Los saludo muy atentamente.
León Ferrari”
(Arriba: HOMENAJE A LAS VÍCTIMAS DE LA TORTURA. Caja con flores artificiales y cucarachas de goma. 100 x 70 cm. 2001.
Abajo: Collages para ilustrar el NUNCA MÁS, Informe de la CONADEP -Comisión Nacional sobre la Desaparición de Personas-acerca de la dictadura. Aquí Ferrari nos recuerda el apoyo de la iglesia a los crímenes de Videla y Hitler. 1995)


2-“TUCUMAN ARDE”, LA DICTADURA Y EL DILEMA DE LA IMPOTENCIA DEL ARTE
“…Se exagera con la importancia del arte, suele pensarse que éste o la pintura pueden hacer la revolución o bien conducirla, hay una sobrevaloración que a veces tiene que ver con el egocentrismo del artista…No estoy de acuerdo en que el arte pueda hacer una revolución social pero tampoco con quienes dicen que no sirve para nada porque le niegan el aporte artístico a la sociedad, que si bien es un grano de arena, tiene su importancia, tiene la posibilidad de hablar de las cosas que no tienen palabras.”
En 1968 participó en la célebre “Tucumán arde”, muestra colectiva que buscaba darle una forma artística a la protesta sobre la miserable condición de los trabajadores tucumanos. Para organizarla se reunieron no sólo artistas profesionales, también obreros, amas de casa y aficionados, considerando que todos somos artistas en mayor o menor medida, que todos necesitamos del arte, y que este no debe ser exclusivo de ninguna aristocracia. La muestra fue rápidamente clausurada por la policía.
Con este hermoso experimento, que desplazó al Di Tella como pico de la vanguardia en Argentina, empezó una búsqueda que fue interrumpida por el golpe militar de 1976.
Entonces se sucedieron las prohibiciones, las desapariciones, las torturas y violaciones, los raptos de bebés, los asesinatos. Muchos abandonaron por un tiempo el arte. Algunos para siempre. Muchos se fueron a la guerrilla.
Ferrari, con amigos y parientes cercanos caídos en la represión, sufre de impotencia artística por cerca de un año. Siente esa digna rabia sobre el absurdo del arte en un mundo de mierda. Es el dilema al que se enfrentan muchos artistas honestos, como el Andrei Rubliov de la película de Tarkovski, o aquel dadaísta que exclamó: “nosotros seguimos con nuestros pinches pincelitos y lienzos, mientras los generales pintan con sangre”.
Y como artista honesto que es, Ferrari no ha solucionado ese dilema hasta hoy, pero comprendió con humildad que la tarea de un humano no es cambiar al mundo, sino poner su granito de arena para que ese cambio sea posible, según lo que sepa hacer, y lo mejor que él sabía hacer era arte...
(Abajo: Antes de exiliarse a Brasil, Ferrari recopiló un grupo de recortes de noticias sobre la represión en Argentina, publicado en 1984 con el título Nosotros no sabíamos. Su fin es demostrar que la clase media y la iglesia estaban bien enteradas de los crímenes de la dictadura)


3-EL AGITADOR DE FORMAS
Durante la dictadura, León Ferrari se trasladó junto con su familia a Sao Paulo, Brasil. Ahí regresó a la búsqueda de un arte que fuera tan impactante “como un bombazo terrorista”.
En un mundo donde la mayoría de las obras artísticas que la gente ve son aquellas que están al servicio de la publicidad-el único arte que tiene como objetivo la mentira, y no la verdad-, es natural que los artistas independientes luchen por llamar la atención del espectador. No parece suficiente el mostrar una bella imagen, a veces es necesario herir la vista, dar un puñetazo en el ojo. Y también es necesario no tomarse en serio a uno mismo, y, al menos de vez en cuando, “abrir la puerta para ir a jugar”.
Aunque las obras que mostramos son de tema político, muchas de sus creaciones son de temática más juguetona –como los músicos de espuma de poliuretano que está exponiendo actualmente-. Otras son abstractas o rozan el mal llamado “arte puro”.
Una de las cosas más destacables de Ferrari es la cantidad de investigaciones que desarrolla al mismo tiempo. Ha hecho cerámicas, pasteles, dibujos, pinturas, esculturas, heliografías, arte en fotocopias, instrumentos musicales, conciertos, collages, ensamblajes, arte por teléfono, arte por correo, arte digital, instalaciones, videotextos, libros de arte, etc. Y no ha dado muestras de cansarse en la experimentación con nuevos materiales.
Ya su paisano Cortázar-quien salió en defensa de Ferrari más de una vez-había escrito que el deber de un escritor revolucionario no era hablar de la revolución, sino revolucionar la escritura.
Ferrari se ríe en la jeta de las academias conceptuales que se autoproclaman vanguardistas (creyendo que aún estamos en los 70), y repiten como pericos que las obras con intención política son panfletos, no arte. Ideas muy al gusto de los snobs con varo que visitan aburridas galerías de New York.
Pero también se ríe de las camarillas que quieren condenar al arte a ser sólo propaganda para las masas; que suponen, cual dueño de televisa, que el pueblo es tonto y no entiende de arte moderno, y por ello tachan al conceptualismo y a las nuevas corrientes de ser para “decadentes burgueses”.
León Ferrari demuestra que se puede hacer un arte vanguardista y claro, divertido y lúcido, moderno y critico a la vez.
(Amigos y enemigos lectores, debido a la extensión de esta entrada, hacemos un pequeño
INTERMEDIO
Aprovechen para ir al baño, prepararse un taco, ponchar un churro o servirse una bebida para ejecutársela mientras leen la conclusión de esta apasionante moconovela):
(Arriba: ÁMATE. Palabras de Jesús –“Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mr 12, 31)-escritas en Braille sobre Juego de manos, estampa de Utamaro que muestra la técnica de masturbación mokodaijuji: pellizcar el clítoris entre los dedos índice y mayor.50 x 40 cm. 1997.
Abajo: imágenes de la serie Collages y Relecturas de la Biblia. Fotocopias en papel opalina firmadas por el autor 1986-9)



4-A LA MIERDA CON EL INFIERNO
Frente a la realidad del tercer mundo, un arte pop-cool a lo Warhol puede saber demasiado insípido. Por eso no extraña que Ferrari proponga obras rebeldes e iconoclastas que convencerían lo mismo a un Duchamp que a un Siqueiros.
Difícil es resumir una carrera artística que asombra continuamente por su diversidad, valentía y frescura.
En 1966 participó en la organización de “Homenaje al Vietnam”, y en 1969 en “Malvenido Rockefeller”, con motivo de la visita del político gringo a Argentina.
Pero desde La civilización…, su blanco favorito han sido las iglesias cristianas y su relación con la violencia del mundo occidental.
Varios de sus escritos tienen como fin demostrar que varias de las pendejadas de occidente-el antisemitismo, el machismo, la homofobia, el ver al sexo como algo sucio que hay que prohibir y condenar, las campañas contra el divorcio y el uso de anticonceptivos; así como el imperialismo, el odio y el exterminio a quienes piensen distinto-, tienen sus orígenes en la Biblia, que las promueve, defiende y ordena. Lo demuestra recopilando varias citas del Antiguo y Nuevo Testamento y poniéndolas en el contexto en que se escribieron.
Por ejemplo, sobre el pretexto que tuvieron los cristianos para invadir y hacer un genocidio en América, esclavizar a los sobrevivientes y violar a sus mujeres, escribió el artículo “Aborígenes y extranjeros”, donde recuerda varias lindezas de la Biblia como esta:
“Moisés…en la guerra que emprende contra los madianitas, cuando sus lugartenientes, que ya habían matado a hombres y ancianos, trajeron las mujeres y los chicos, ordenó ultimar a todos los varones entre los niños y también a las mujeres que habían conocido varón carnalmente, regalando las niñas y las muchachas vírgenes a su tropa”.
También nos recuerda que varios de esos crímenes fueron promovido por Jesús, que olvidaba a menudo hacer lo que predicaba, eso de amar al prójimo como a sí mismo, para decir amenazas como: a mis enemigos que no querían que yo reinase sobre ellos, traedlos acá, y degolladlos delante de mí (Lucas 19.27).
Aquellos que creen que hay un infierno, un juicio final y una tortura eterna esperando a los que piensan distinto a ellos, son de por sí intolerantes, y no dejarán pasar oportunidad de adelantar ese infierno aquí en la tierra para los ateos, librepensadores, herejes y demás. Auswitchz y los centros de tortura de Sudamérica tienen como modelo insuperable al infierno de Jehová. Mientras se crea en ese infierno, en que es justo torturar a alguien eternamente y en que eso es ley divina, Ferrari nos dice que no acabará la tortura en este mundo.
Por ello, entre los años 1985 y 1992 presentó en varios museos y galerías una serie de instalaciones compuestas por pájaros vivos y enjaulados que defecaban sobre reproducciones de Juicios Finales e infiernos pintados por Buonarrotti, Giotto, Fra Angélico, Wolgemut, Van Eyck, Bruegel, Gerson, Lochner, Johannes Nicolaus y Nicola Pisano.
Para ver una obra digital de Ferrari basada en esas instalaciones, nomás tecléenle AQUÍ.
Hablando del apoyo de la iglesia a los infiernos, Ferrari dedicó varias obras y textos a denunciar el apoyo de la iglesia católica a los dictadores en Argentina, acompañándolos en ceremonias y celebraciones-antes y después de que se hicieran públicos sus crímenes-, mandando capellanes para forzar confesiones a los torturados y consolar en sus crisis morales a los torturadores, predicando contra las victimas de la represión, beneficiándose económicamente del golpe, exigiendo desde el pulpito y por escrito, ya acabada la dictadura, que no se castigaran a esos torturadores y a los oficiales que los mandaban; ocultando hasta hoy la información que tienen sobre el paradero de los niños raptados, etc.
En 1997 mandó la primera de sus dos Cartas al Papa, firmando como CIHABAPAI (Club de impíos, herejes apóstatas blasfemos ateos paganos agnósticos e infieles, en formación), solicitando que se anulara el juicio final y el infierno. Cientos de firmas se adhirieron a estas cartas, que hasta ahora no han recibido respuesta (Para leer las cartas, “clíckenle” AQUÍ).
En 2000, expuso Infiernos e idolatrías: imágenes de santos y de Jesucristo expuestos a las torturas que ellos desearon para los que tuvieran otras creencias.
La exposición fue atacada por grupos católicos que arrojaron gases, pintura y basura, e incluso hirieron a dos visitantes a la exposición:


Cuando en 2004 León Ferrari inauguró una exposición retrospectiva de 50 años de carrera en el Centro Cultural Recoleta, nuevamente las “buenas conciencias” alzaron sus voces para exigir la clausura de la muestra. Grupos fundamentalistas entraron a la exposición, al grito de “Viva Cristo Rey”, destrozando varias de las obras, mientras en el exterior los fanáticos rezaban el rosario. La Iglesia argentina declaró: “La exposición de Ferrari es una blasfemia”. Esa declaración, viniendo de quien viene, es el mejor elogio que se le puede dar al que, para mi y para la mayor parte de los críticos, es el principal artista plástico vivo de Latinoamérica.
BIBLIOGRAFÍA:
Si pueden encontrar algunos de estos 2 libros, su lectura es muy recomendable:
-León Ferrari. Prosa política. Siglo veintiuno editores. 2005
-León Ferrari Obras/Works 1976-2008. Museo de arte Carrillo Gil. 2008
VIDEOS:
CASA BLANCA
Videoarte de León Ferrari y Ricardo Pons. Música de León Ferrari. 2004
No olvidemos que la dictadura de Argentina, como casi todas las del continente, fue planeada, apoyada y protegida por Washington:
video
FRAGMENTOS DE ENTREVISTAS A FERRARI
Pequeña edición resumida que hice de entrevistas y cortos que se pueden encontrar en la web, sobre todo del documental León Ferrari,The Architecture of Madness; de Ricardo Pons:
video

sábado, 21 de marzo de 2009

BRECCIA y POE: EL CORAZÓN DELATOR

(NOTA: Ya arreglé el link roto para aumentar la página 11...¡Muchas gracias por avisar!)
El uruguayo Alberto Breccia (1919-1993) empezó a dibujar historietas para escapar del deprimente trabajo en un matadero de reses.
Con el escritor H. G. Oesterheld (quien durante la dictadura argentina fue desaparecido junto con sus hijas) realizó obras maestras como Mort Cinder, El eternauta (2a. versión) o La vida del Che, cuyos originales fueron destruídos por la gorilocracia...
Llevó la pintura expresionista a la historieta. Experimentador continuo, maestro de los climas ominosos, del collage y de la tinta, es uno de los historietistas que más me ha influido; y no sólo a mí, lo mismo pueden decir varios comiqueros, como Frank Miller (Sin City, 300) o Dave McKean...
Otras de sus obras: Los mitos de Cthulhu, Perramus, El buscavidas, Un tal Daneri, etc.
Sin más choros, disfruten El corazón delator, adaptación en pocas páginas del cuento de Poe, con un montaje obsesivo basado en el cine:
(Para ver los detalles de alguna página, darle doble click, o escoger la función "abrir vínculo en una nueva ventana" con la tecla derecha del ratón)










LINKS-pueden bajar y devorar la genial adaptación que Breccia hizo del Informe sobre ciegos de Ernesto Sábato, adaptación que terminaría influyendo hasta en el célebre novelista argentino -aunque en su momento no le agradó la idea de ser llevado a historieta- cuando dejó la escritura por la pintura...

lunes, 16 de marzo de 2009

VIAJE A PORTUGAL ll: MÁS OSARIOS

Capilla de los huesos en Alcantarilha, formada en parte con los restos de fallecidos en terremotos ocurridos hace ya siglos:

Osario de la Iglesia do Carmo, en Faro:


Una fuente decorada con cráneos:


Más imágenes de la Capella dos ossos, en Evora, de la cual ya hablamos en VIAJE A PORTUGAL !:




sábado, 14 de marzo de 2009

KWAKIUTL Y NAVAJOS
















Fotos de los Kwakiutl y navajos, tomadas por Edward S. Curtis (alrededor de 1914)
LINK: ELISE, muy recomendable blog de fotografía y arte.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...