domingo, 18 de mayo de 2008

MELECIO GALVAN: Dibujos de la realidad

Abajo: Imágenes Y bocetos de la serie MILITARISMO Y REPRESIÓN











(El siguiente artículo, al ser escrito por otro dibujante importante, el caricaturista Antonio Helguera (La Jornada, 6 mayo 2007), parece buena presentación para Melecio Galván, llamado por algunos el mejor dibujante del siglo XX en México. Artista maldito y olvidado hasta hace poco -se acaba de hacer una retrospectiva "viajera" de su obra y Lelia Driben público el libro Melecio Galván: El artista secreto-, cuyo trágico fin emparenta su vida con su obra. Algunas de las imágenes mas emblematicas del 68 fueron realizadas por Melecio, quien fue tambien activista gráfico de este movimiento estudiantil)
Antonio Helguera

Hace ya veinticinco años que Melecio Galván fue asesinado. Por desgracia, quizás esto conmueva a pocos en un país en donde todos los días hay ejecuciones, son halladas cabezas cortadas o se abren narcofosas repletas de cadáveres un día sí y otro también. Pero el hecho es que quienes asesinaron al dibujante, privaron a México de un artista plástico prodigioso que aún tenía muchísimo que dar. Curiosamente, un cuarto de siglo después de los hechos, la obra y la muerte de Galván tienen más vigencia que nunca; de hecho, parecen tener un carácter premonitorio: lo más conocido de su producción, la famosa serie Militarismo y represión fue hecha a partir de una convocatoria de la revista Proceso, aunque Melecio nunca llegó a enviar esos trabajos. En ella, el gran dibujante expresó con impresionante maestría el desprecio y miedo que a la vez sentía por los personajes uniformados y armados. En esa época, principios de los años ochenta, el tema de la convocatoria estaba referida, obviamente, a las dictaduras que plagaban a América Latina, pero Melecio se las arregló para que, al contemplarlas, uno no sintiera que se trataba de un tema lejano que afecta otros en otros países. Lo pinta tan cercano, tan ominoso y amenazante, que es imposible no compartir su miedo y su odio. En esos años México no sufría una dictadura militar, pero vale la pena recordar que era la época de la policía del Negro Durazo, de la Brigada blanca y del tristemente célebre Batallón de Radiopatrullas del Estado de México, entidad ésta en donde vivía y fue asesinado Melecio.
Tan real dibujó su pesadilla, que acabó sucumbiendo ante ella. Aunque su muerte se quiso disfrazar de suicidio –aun hoy hay quienes titubean– es clarísimo que al dibujante lo privaron de la vida personajes idénticos a los que dibujaba.
La versión oficial de su fallecimiento es brutalmente cínica y grotesca, pero también sumamente transparente: un "sujeto enloquecido" se presentó, el 28 de mayo de 1982, ante el oficial de la policía judicial en turno, en la delegación de Chalco, pidiéndole que le prestara su pistola para suicidarse. Y como el oficial se negó, se fue dejando abandonado un cuaderno de dibujos (extraños, absurdos e inexplicables, a decir de los policías que veían su propia imagen en ese espejo). Curiosamente, fue encontrado un día o dos después (ni siquiera eso es posible dilucidar en la averiguación previa) en una ranchería, ahorcado, con las venas de ambos brazos cortadas y con golpes en la cara y otras partes del cuerpo y con abrasiones producto de haber sido arrastrado. "El individuo se suicidó", fue la veloz conclusión de la inexistente investigación. Después siguió el procedimiento de rutina: merodeos de policías judiciales por los domicilios de los familiares y amenazas para que no sintieran ganas de andar investigando por su cuenta. La prensa amarillista ayudó haciendo lo suyo: "Extraño individuo… extraños dibujos… extraña muerte" encabezó La Prensa su nota (una simple transcripción de la versión oficial), profusamente ilustrada con fotos del cadáver. Años después, el expediente "se pierde". ¿Queda alguna duda?
Sus dibujos eran una clara y sorprendente premonición de su suerte personal, pero no sólo eso: son un relato visionario del México de hoy: son una denuncia de la represión en Lázaro Cárdenas y en Atenco, un aviso de lo que sucedería en Guadalajara a los altermundistas, una visita a los detenidos de la appo; son un retrato increíblemente nítido de Calderón grotescamente disfrazado de militar rodeado de militares de a de veras. Vale la pena recuperar esas imágenes que Melecio Galván hizo hace más de un cuarto de siglo, porque esa pesadilla apenas está empezando.

jueves, 8 de mayo de 2008

VIAJE A CHECOSLOVAQUIA II: JAN SVANKMAJER







(Arriba, imágenes del largometraje Fausto y de los cortos Comida y Dimensiones de diálogo)
En la opinión de esta ignorante calaca, el mejor director de cine entre los vivos es el checo Jan Svankmajer (Nacido el 4 septiembre de 1934). Y lo digo sin dudar y sin exagerar, pensando en el número de obras realizadas, en las aportaciones y descubrimientos para el cine del futuro, y en su influencia sobre otros realizadores como Tim Burton, Terry Gilliam, o los hermanos Quay.
Artista gráfico, escultor, poeta, diseñador, pero sobre todo mago, cineasta y animador, fue director fundador del teatro negro de Praga y ha realizado más de 25 cortometrajes y 5 largometrajes (El último, del 2005, Sileni, que se puede traducir como insania o locura, homenaje a Sade y Poe, es toda una delicia).
En la Wilkipedia podemos leer: "En sus películas, Svankmajer trabaja con muñecos, utilizando la técnica de stop-motion. No obstante, ha empleado también actores reales, máquinas, figuras de arcilla, muñecas antiguas, esqueletos de animales y otras muchas cosas. Consigue crear un clima de pesadilla, lo que no impide que sus filmes sean, al menos en cierto modo, divertidos".
Checoslovaquia es uno de los países donde tiene más tradición el teatro de marionetas. Obras como Fausto y Don Juan se representan desde la edad media. De ahí ha salido toda una escuela de cine de animación de marionetas, en la que han destacado creadores como Jiri Trnka y Karel Zeman.
Por eso no asombra que uno de los grandes magos de los últimos tiempos, maestro de las marionetas, sea de ahí. Jan Svankmajer es un viejito cuyas obras son más valientes, vanguardistas y atrevidas que las de la mayoría de los cineastas más jóvenes.
Lo que lo diferencia es cierta suciedad y sentido de lo órganico que conecta sus obras con la parte más contestaria y rebelde del surrealismo y el dadaísmo, por un lado; y las vuelve precursoras de la éstetica de la "nueva carne"(Cronemberg, H. R. Giger, Joel Peter Witkin...) por otro.
En México no se ha estrenado NINGUNA de sus obras comercialmente, gracias a los cines coludidos con el monopolio de "joligud". Pero gracias a San Tepito se pueden conseguir con relativa facilidad sus cortos y largos en versión pirata... nomás no vayan a buscar donde dice "sólo exitos", váyanse a los puestos que tengan algo de cine de "culto"...Tambien videoaficionados independientes (como Jorge Grajales, que organiza maratones en el centro cultural José Martí, al lado de la alameda) y el canal 11, han ayudado a difundir su obra...
Abajo, pueden ver los mini-cortos AMOR DE CARNE y FLORA
(VIAJE A CHECOSLOVAQUIA I salió el 1 ABRIL del 2008, ahi pueden encontrar otro corto de Svankmajer. Tambien pueden encontrar algunos de sus trabajos en Youtube)




video

AMOR DE CARNE

video

FLORA

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...