lunes, 30 de septiembre de 2013

JUAN DE VALDÉS LEAL: EL DÍPTICO DE LA MUERTE

Juan de Valdés Leal (Sevilla1622 - 1690) pintó los más agresivos y poderosos recordatorios sobre la muerte del barroco español: las alegorías Finis gloriae mundi In ictu oculi. Las realizó en 1672 para la iglesia del Hospital de la Caridad de Sevilla, donde se conservan, y su asunto macabro alude al tema de la vanitas (vanidad humana) y amonesta sobre la caducidad de los bienes temporales y la brevedad de la vida terrena.
In ictu oculi (En un abrir y cerrar de ojos):
Finis gloriae mundi (El fin de las glorias mundanas):
 CABEZA CORTADA DE SAN PABLO:
 CABEZA CORTADA DE SAN JUAN BAUTISTA:
 NATURALEZAS MUERTAS Y VANITAS:

sábado, 28 de septiembre de 2013

SARINA BREWER, TAXIDERMISTA DE ANIMALES FANTÁSTICOS

Un grupo de taxidermistas de gringolandia ha formado un grupo con el fin de defender el valor de sus creaciones: ardillas con cuerpos de pez, cabras con alas o ratas de dos cabezas.
Se trata de un desfile de monstruos donde cabría desde el famoso y enigmático "chupacabras", sea lo que sea, hasta el hombre de las nieves o las figuras mitológicas de la antigüedad más escalofriantes.
Creadas por un grupo de artistas agrupados en la llamada "Asociación de Taxidermistas Granujas", las obras tratan de insuflar nueva vida en el "arte" de preservar a los animales muertos.
Los artistas se declaran apasionados de la taxidermia y, aunque resulte extraño, de la fauna. De hecho, uno de sus principios es que sólo utilizan animales ya muertos, para lo cual recorren decenas de kilómetros buscando cadáveres en las cunetas de las carreteras.
Aunque reconocen que no son los primeros en preservar los restos de animales, colocarlos en formas raras y llamar arte al resultado, los "Taxidermistas Granujas" creen que son pioneros en sus objetivos: inspirar a su público "amor, extrañeza o revulsión" en su percepción del mundo natural.
Sarina Brewer da en el clavo cuando declara en su página web: "Yo lo llamo arte, tú puedes llamarlo como quieras".
Los trabajos de Brewer, quien estudió arte y se declara "obsesionada con la biología", incluyen una sirena con dientes de Drácula, creaciones a partir de órganos (ojos de vaca, testículos y corazones de reses, entre otros) y lo que parece un pequeño feto de cerdo enfrascado.
Se trata, según la artista, de combinar partes de diferentes animales -como las ardillas, uno de sus favoritos- para crear criaturas mutantes y bestias mitológicas (Fuente, artículo "Forman ardillas-pez y cabras con alas").

martes, 24 de septiembre de 2013

EL ARTE GORE DE JAMES GLEESON

Desde hace años me atrae un extraño cuadro que representa más o menos aquello a lo que los humanos llaman la naturaleza. Fue pintado en el año 1945, al final de la 2a guerra mundial, décadas antes de Francis Bacon y de la Nueva Carne, por un australiano, James Gleeson (1915-2008), y se llama The citadel (La ciudadela). Encontré en youtube un video donde se pueden ver los detalles de la pintura:
video
El surrealista James Gleeson es uno de los pintores australianos del siglo XX más conocidos, junto a Sidney Nolan y Arthur Boyd. Como ellos, hizo del paisaje, fantástico o no, su principal tema. En su primera etapa, marcado por los horrores de la guerra, mostró la influencia de los surrealistas europeos, aunque con un enfoque más oscuro:
En una etapa posterior se evidencia la influencia del pintor chileno Roberto Matta, en cuadros que recuerdan a las pesadillas orgánicas y pre-orgánicas de H. P. Lovecraft:
 
Dibujos y grabados:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...