jueves, 27 de diciembre de 2012

LO MEJOR DE INSTINTO ASESINO III: LA HIENA DE QUERÉTARO

PELÍCULA COMPLETA PARA VER AQUÍ
 (Arriba, el vestido de la Mijangos, abajo, los cadáveres de los niños)
En la madrugada del 24 de abril de 1989, un triple asesinato a sangre fría asombró a la ciudad de Querétaro, México. Luego de discutir con su marido, Claudia Mijangos bajó hasta la cocina, tomó varios cuchillos y volvió a subir: la faena había comenzado. Sus hijos Alfredo Antonio (6), Ana Belén (9) y Claudia María (11) murieron acuchillados múltiples veces, desangrados tras una pequeña agonía.
Veinte años después, muchas preguntas aún están sin respuestas: ¿Asesino Mijangos guiada por el amor que le profesaba a un apuesto sacerdote de la ciudad? ¿Tenía un trastorno mental que le hizo perder la razón?
(Arriba, Mijangos y su esposo)
Y ahora, damas y caballeros, una de mis asesinas favoritas, la religiosa y pervertida Claudia Mijangos. una de tantas lloronas y cihuateteos que pueblan este mundo (Para saber más de estos monstruos chequen la entrada intitulada "2 MONSTRUOS PREHISPÁNICOS: LA LLORONA Y NUESTRO SEÑOR EL DESOLLADO"). No extraña que los hechos hayan sucedido en la bella, pero muy mocha e hipócrita ciudad de Querétaro (y lo digo con conocimiento de causa, algunas veces me madrearon en bola ahí por atreverme a decir que no creía en dioses, además de que está prohibido pasearse en el centro después de la noche con ropa "jipi", "punk", "emo" o "dark", ¡ver para creer tanta estupidez y dictadura!). Si después de ver el documental quieren saber más de la historia, visiten la página Instinto asesino...
                                                                          1/3:
                                      video
                                                                          2/3:
                                      video
                                                                          3/3:
                                      video
...Y bien, me han hecho pasar tan bonito año los mortales, que no me queda más que, imitando a Beckett, desearles a todos una horrorosa vida y la existencia de un infierno más allá de ella para que se jodan eternamente!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...